El Mundo

¡Qué embarrada! 100.000 tapabocas colombianos llegaron untados de excremento a Bélgica

La región belga de Flandes recibió mascarillas defectuosas y no aptas para uso, empaquetadas con cereales y plátanos y contaminadas con desechos de animales.

“Resultó que no venían de China, como decían, sino de Colombia. Fueron empaquetados en cajas de plátanos y cereales de maíz usadas, que es lo contrario de las regulaciones”, explicó este martes el director del hospital de Amberes RevArte, Ludo Splingaer, que no reveló el nombre de la empresa vendedora.

En declaraciones al diario De Tijd, que pudo consultar las comunicaciones intercambiadas entre los hospitales y la agencia sanitaria flamenca (Vlaams Agentschap Zorg en Gezondheid) se notifica que las mascarillas FFP2 ni son de buena calidad ni están certificadas.

El director del hospital explicó que ante las condiciones en que llegaron las mascarillas, se decidió no entregárselas al personal sanitario.
“Por lo tanto, todavía no tenemos suficientes máscaras adecuadas para proteger a nuestro personal”, agregó Splingaer.
No es el primer problema que tiene Bélgica intentando importar mascarillas, después de que el Gobierno diera marcha atrás en la compra de un lote de 5 millones de unidades de alta protección (FFP2) en Turquía a través de una empresa francesa por un supuesto cambio en las condiciones de compra.

Bélgica, según el recuento del lunes, ha registrado oficialmente 11.899 infectados por el coronavirus sobre una población de 11,4 millones de personas, de los que 4.524 se encuentran hospitalizados y 513 han fallecido, siendo Flandes la región con más casos confirmados.