Actualidad El Mundo

Presidente de Perú disuelve el Congreso

El presidente peruano, Pedro Castillo, anunció este miércoles el establecimiento de un Gobierno de excepción.

“En atención al reclamo ciudadano, a lo largo y ancho del país, tomamos la decisión de establecer un Gobierno de excepción orientado a restablecer el Estado de derecho y la democracia”, afirmó en un mensaje al país.

Las medidas que decretó Castillo son:

–Disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un “Gobierno de emergencia excepcional”.

–Convocar en el plazo más breve elecciones para un nuevo Congreso con facultades constituyentes para elaborar una nueva constitución en un plazo no mayor de nueve meses.

Se decreta toque de queda a nivel nacional desde las 10:00 p.m. hasta las 4:00 a.m. del día siguiente. La medida rige desde este miércoles.

–Se declara en reorganización al Sistema de Justicia: Poder Judicial, Ministerio Público, Junta Nacional de Justicia y el Tribunal Constitucional.

El mandatario explicó que a partir este miércoles y hasta que se instaure el nuevo Congreso de la República se gobernará mediante “decretos leyes”.

En su mensaje, el presidente también afirmó que la Policía Nacional, con el auxilio de las Fuerzas Armadas, dedicará sus esfuerzos al combate real y efectivo de la delincuencia, la corrupción y el narcotráfico, para lo que se les dotará de los recursos necesarios.

Pedro Castillo hizo el anuncio a pocas horas de enfrentar una nueva moción de vacancia en el Parlamento por “incapacidad moral”.

Exhortó a las instituciones de la sociedad civil, asociaciones, rondas campesinas, frentes de defensas y a todos los sectores sociales a apoyar las medidas que, en su opinión, enrumbarán el país “hacia su desarrollo, sin discriminación alguna”.

El mandatario comentó que en este periodo sin Parlamento se “respetará escrupulosamente el modelo económico, basado en una economía social de mercado, que se sustenta en el principio que señala ‘tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario’”.

Señaló que “se respeta y garantiza la propiedad privada, la iniciativa privada, la libertad de empresa con una participación activa del Estado en protección de los derechos de los trabajadores, la prohibición de los monopolios, oligopolios y toda posición dominante, conservando el medioambiente y protección de las poblaciones vulnerables”.

 

Fuente: Escambray.cu