Actualidad Ambiental

Por primera vez, una amplia y diversa delegación de la sociedad colombiana llega a la Cumbre Climática COP27

A la vigésima séptima versión de la cumbre mundial de cambio climático Conferencia de las Partes (COP), que inicia este domingo 6 de noviembre en la ciudad de Sharm El-Sheikh (Egipto), Colombia tendrá una amplia participación con representantes de diversas comunidades, elegidos de manera concertada por asociaciones y pueblos, lo que nunca antes había sucedido en un escenario mundial de medio ambiente tan importante.

En este encuentro ambiental de nivel mundial, representantes de comunidades afrodescendientes, jóvenes, indígenas y campesinos llevarán sus propuestas para mitigar y prevenir el cambio climático y puedan ser escuchadas por los líderes mundiales. Así las cosas, entre los acreditados ante la COP27 estarán alrededor de 30 ciudadanos, con una participación de jóvenes (57%), indígenas (27%), campesinos, afrocolombianos, raizales y palenqueros (14%) y líderes sociales (2%).

La ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad, quien participará en la cumbre, ha reiterado que estos espacios deben servir para aumentar la capacidad política de los países y, por eso también llevará a la cumbre una propuesta para movilizar la acción, haciendo énfasis en la protección y preservación de la selva amazónica y otros ecosistemas estratégicos.

“El Estado acertó”

Precisamente uno de los representantes de las comunidades que estará en la COP27, acreditado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, es José Luis Rengifo Balanta, delegado de los pueblos negros, afrocolombianos, raizales y palenqueros. “El Estado colombiano acertó al llevar, por primera vez, a los pueblos étnicos a esta cumbre mundial. El mensaje que yo llevaré a los diferentes escenarios tiene que ver con el reconocimiento de nosotros como pueblos negros en América Latina y el Caribe. Esta es una apertura que beneficiará a las comunidades, pero también a los bosques y a los recursos naturales”, expresó Rengifo.

“Es justicia histórica”

Por su parte, Ingrid Tatiana Fernández Cuy, representante de los jóvenes, dijo estar feliz por la invitación y poder participar en el evento y, resaltó que se trata de una respuesta positiva a una petición que se hizo desde la Consejería de la Juventud, que hace trabajo comunitario. “Es un ejercicio de justicia histórica y un reconocimiento importante a quienes no hemos sido tenidos en cuenta. Me hace feliz poder participar en la COP27, porque es un logro de voluntades que se relaciona con lo que esperamos que suceda en estos cuatro años de gobierno”, explicó Fernández.

La joven agregó que llevarán dos mensajes claves a la cumbre: “Uno tiene que ver con la necesidad de darle voz a las comunidades, principalmente a las mujeres, a los pueblos étnicos y a los jóvenes, tanto en Colombia como en el mundo; el segundo se relaciona con qué significa asumir las pérdidas y los daños, con la importancia de hacer una transición energética global; debemos dejar de hablar de pérdidas y daños y empezar a hablar de restauración y del cuidado de la casa común”, manifestó Ingrid Tatiana Fernández.

De igual manera, en la COP27, Colombia también participará en la revisión de los compromisos que sobre financiación han asumido los países desarrollados frente a los que están en desarrollo. A la vez, aportará a las discusiones de cómo conjuntamente se puede cumplir con los objetivos de largo plazo dispuestos en el Acuerdo de París, como, por ejemplo, que el planeta no supere los 1.5 º C.

¿Qué es la COP27?

La COP27 es liderada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), con el apoyo de la Secretaría de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y el país sede, en este caso Egipto. En este espacio se trabajará en función de los resultados obtenidos en la COP26, que en 2021 se hizo en Glasgow (Escocia), con el fin de articular estrategias para enfrentar la emergencia climática y hacerles seguimiento a los países frente a la reducción de los gases de efecto invernadero, el aumento de la resiliencia y la adaptación y la mitigación a las consecuencias del cambio climático.