El Mundo

Isabel II de Inglaterra permanece bajo supervisión médica

Este jueves un inesperado comunicado del equipo médico de la Reina Isabel II de Gran Bretaña alertó por la salud de la monarca de 96 años: la información difundida por el Palacio de Buckingham indicó que «los médicos están preocupados por la salud de Su Majestad».

El parte agrega que se le recomendó a la monarca permanecer «bajo supervisión médica», y remarca que esta «permanece cómoda en el [Castillo] Balmoral».

Según informó el periodista especializado en la monarquía británica Chris Ship, los cuatro hijos de Isabel II –Carlos, heredero al trono; Ana, Andrés y Eduardo– ya se encuentran junto a ella en Balmoral, además de su nieto el príncipe Guillermo, Duque de Cambridge.

Además, dejando de lado las polémicas en la familia real, el segundo hijo de Carlos, el príncipe Harry, Duque de Sussex, se encuentra en camino hacia Balmoral junto a su esposa, la actriz Meghan Markle.

Con 96 años de edad y más de 70 en el trono del Reino Unido, Elizabeth es actualmente la monarca regente más longeva de su nación. Sin embargo, en octubre del año pasado la Reina comenzó a presentar problemas de salud, obligándola a aparecer con menos frecuencia en público.

Frente a este hecho, cobra relevancia el particular protocolo secreto que se prepara para la muerte de la Reina Isabel: la «Operación London Bridge», una serie de documentos elaborados 10 años después de la coronación de la monarca que se actualizan de manera constante para adaptar el operativo ante su fallecimiento.

¿QUÉ ES LA OPERACIÓN «LONDON BRIDGE»?

La monarquía británica y su ejército de servidores son conocidos por su organización protocolar constante, aplicable a prácticamente cada aspecto de sus vidas. Es por eso que, entre estos ordenamientos de acción, no podía faltar el protocolo a seguir el día del deceso de la reina: la operación secreta «London Bridge», la cual salió a la luz hace un tiempo gracias al sitio de noticias estadounidense Político.

Los documentos, realizados casi una década después de la coronación de Isabel y actualizados en forma permanente para mantenerse al día -incluyendo, por ejemplo, el impacto de la pandemia por el covid-19- cubre todos los detalles que deberán tenerse en cuenta tras la muerte de la monarca.

Los archivos de la Operación «London Bridge» indican tanto cómo deberán redactarse los comunicados oficiales como así también la cantidad de militares que se movilizarán ante el denominado «Día D», o incluso como se gestionarán las redes sociales de Isabel II ante su fallecimiento.

Además, la Operación «London Bridge» también cubre una serie de eventos inusuales que podrían llegar a darse, como la posibilidad de que la reina fallezca fuera de la capital del Reino Unido: allí se especifican todos los detalles de cómo debería transportarse el ataúd en este caso.

El «Día D», o D Day, será la denominación oficial del día del deceso de Isabel mientras que, luego de la fecha fatal, se desplegarán una serie de protocolos de unos diez días en los que cada actividad se encontrará cronometrada de forma perfecta gracias a estos documentos de prevención.

Así, en un primer momento la difusión de la noticia se dará en forma de «cascada»: el secretario privado de Isabel deberá comunicarse de forma directa con el Primer Ministro británico de turno, indicándole la noticia en un mensaje cifrado.

Luego, lo sabrá el Secretario de Gabinete, quién lo comunicará a través de un correo electrónico a los ministros, los embajadores, los gobernadores y los funcionarios más importantes del Gobierno. Este leerá: «Estimados colegas, es con tristeza que les escribo para informarles de la muerte de Su Majestad la reina«.

Ante el e-mail, los edificios del Gobierno deberán bajar sus banderas a media asta dentro de los 10 minutos de recibida la noticia. Todo esto con el objetivo de evitar una «ola de ira pública» por falta de respeto.

Serán los secretarios y el Primer Ministro los encargados de dar la noticia de forma pública con un mensaje pre armado: «Acabamos de ser informados de la muerte de Su Majestad la Reina (…), se requiere discreción«.

Luego del mensaje del Primer Ministro, el Ejército realizará una lanza de salvas de cañón en distintos puntos del país y se hará un minuto de silencio nacional. El plan no organiza un solo día, sino que luego del «Día D» se dará una seguidilla de acciones de 10 días hasta el funeral de Isabel. Cada uno de estos días se denominará «D Day+1», «D Day+2», «D Day+3», y así sucesivamente hasta el décimo día.

About the author

Administrador

Add Comment

Click here to post a comment