El Mundo

Histórico; toman la primera imagen del agujero negro en el centro de nuestra galaxia

Este 12 de mayo de 2022 es un día para enmarcar en la Historia: se ha hecho pública la primera imagen directa y real del agujero negro supermasivo del centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

A través de una red de telescopios repartida por toda la Tierra ha compuesto la primera imagen de Sagitario A*, el agujero negro supermasivo en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Este monstruo concentra una masa equivalente a cuatro millones de estrellas como el Sol y está a unos 26.000 años luz de nuestro planeta. Su enorme fuerza de gravedad es probablemente esencial para que a su alrededor puedan existir miles de millones de estrellas y planetas, incluido nuestro Sistema Solar.

“Lo que vemos es una representación del aspecto que tiene un agujero negro”, explica José Luis Gómez, investigador que lidera la participación en el EHT del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC). En el centro está el llamado horizonte de sucesos, el punto de no retorno más allá del cual todo queda absorbido por el agujero, incluida la luz. Por eso esta región es totalmente negra —se le llama la sombra del agujero—. En torno a ella el material luminoso es gas que aún no ha sido engullido y que da vueltas al centro del agujero a casi la velocidad de la luz y alcanza temperaturas de millones de grados.

Este agujero negro tiene un diámetro de 44 millones de kilómetros. El gas se mueve tan rápido alrededor que da una vuelta en pocos minutos. Esto genera unas enormes fluctuaciones de luz que han hecho que reconstruir su imagen completa haya llevado años de análisis y calibración de más de 10.000 millones de observaciones, ha explicado Gómez. “Ha sido como sacarle una foto a un niño corriendo de noche”. La imagen original es en blanco y negro, el color es ficticio para aumentar la belleza de la composición, detalla Gómez.

Sin embargo, no se trata de la primera ‘foto’ de uno de estos gigantes negros con tal poder de atracción que ni la luz puede escapar a su influjo. La primera se reveló hace tres años, en abril de 2019. Un retrato de un agujero negro supermasivo más grande que reside en el interior de la galaxia de Messier 87.

LAPAPAYADIGITAL

Agregar comentario

Clic aquí para comentar esta publicación