El Mundo

Explosión en Beirut: detenidos 16 funcionarios que almacenaron material que causó la tragedia

De acuerdo con las primeras investigaciones, las potentes explosiones del martes en el puerto de Beirut fueron causadas por la acumulación de 2.750 toneladas de nitrato de amonio, un material que antes en países como China y EE. UU. había causado desgracias; el gobierno del Líbano ordenó la detención de 16 funcionarios.

Las potentes explosiones que sacudieron a Beirut, capital de Líbano el martes, tienen desde el comienzo de la tragedia un sospechoso: 2.750 toneladas de nitrato de amonio que habían sido incautadas a un carguero ruso que iba rumbo a África en 2014. Permanecieron seis años en las bodegas del puerto sin que nadie se percatara de ellas.

Hasta el martes cuando, tras un incendio en otra bodega cercana, el nitrato de amonio explotó con tal fuerza que retumbó hasta Chipre, a más de 200 kilómetros de distancia. De acuerdo con el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS) las dos potentes explosiones en el puerto se registraron como un sismo de magnitud 3,3.

“Es inadmisible que un cargamento de nitrato de amonio, estimado en 2.750 toneladas, se halle desde hace seis años en un almacén, sin medidas preventivas”, declaró el ministro del Interior del Líbano, Mohamed Fehmi. Y agregó: “Esto es inaceptable y no podemos permanecer en silencio sobre este tema”, añadió. “No tendremos descanso hasta que encontremos a la persona responsable de lo sucedido para que rinda cuentas”, prometió el primer ministro.

Según fuentes de seguridad, las autoridades del puerto, los servicios de aduanas y los servicios de seguridad estaban todos al corriente de que había material químico peligroso en el puerto pero se acusaban mutuamente de ser responsables.

Este jueves, 16 funcionarios del puerto de Beirut y autoridades aduaneras fueron detenidas como parte de la investigación sobre la devastadora y mortífera explosión. Se trata de funcionarios “del consejo de administración del puerto de Beirut y de la administración de aduanas, y de responsables de trabajos de mantenimiento y de los (obreros) que realizaron trabajos en el hangar” donde se almacenaba el nitrato de amonio, precisó el fiscal militar Fadi Akiki en un comunicado.

El gobierno decreto el “estado de urgencia en la ciudad de Beirut durante dos semanas”, anunció en una rueda de prensa la ministra de Información, Manal Abdel Samad, y dijo que el gobierno “pide al liderazgo militar que imponga arresto domiciliario a los que organizaron el almacenamiento del nitrato de amonio” en el puerto de Beirut, donde se produjo la explosión.

La regulación internacional establece que el nitrato de amonio debe almacenarse seco y bien cerrado, siempre alertando del peligro de deflagración y manteniéndolo alejado de cualquier combustible porque a la mínima que se descontrola algún parámetro, como la temperatura, puede provocar una explosión como la del puerto de Beirut.

Ver más: En plena pandemia llega la ayuda internacional a Líbano

“Los primeros humos blancos, seguidos de una gran explosión que provocó una gran nube roja y marrón, después otra nube blanca con forma de hongo, indica que el gas emitido eran vapores de nitrato de amonio blanco, protóxido de nitrogeno tóxico y agua”, señala Stewart Walker, de la universidad de Flinders, Australia.

La indignación ciudadana no ha hecho más que crecer después de que se conociera la razón de la tragedia. “Más allá de la explosión (…) hoy hay una crisis política, moral, económica y financiera que ha durado varios meses, varios años, y esto implica fuertes iniciativas políticas”, aseguró el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien llegó este jueves a Beirut.

Ver más: Las impactantes imágenes de la explosión en Beirut.

El presidente también anunció una conferencia de donantes para apoyar al Líbano en los próximos días asegurando que el dinero será “para la gente”, las oeneges sobre el terreno y los grupos necesitados en el país.

Según Macron, ahora es el momento de “reconstruir la confianza y la esperanza” de los ciudadanos en sus gobernantes y eso supone “refundar un nuevo orden político”.

Destacó que la responsabilidad del Gobierno es “inmensa” y pasa por crear “un nuevo pacto político con el pueblo libanés en las próximas semanas”, después de la tragedia que ha sacudido el país.

Sala de Redacción

Agregar comentario

Clic aquí para comentar esta publicación